Aire acondicionado: 3 posibles efectos en la salud

Cuando llega el calor, rápidamente nos sentimos tentados a usar el aire acondicionado en casa, en el trabajo o en el coche. Sin embargo, el aire acondicionado puede tener al menos tres efectos adversos para la salud, incluidas las alergias y ciertas enfermedades.

Las alergias y el aire acondicionado no se mezclan

Los cambios de temperatura tienen un impacto en las personas con rinitis alérgica. Por lo tanto, es mejor evitar los acondicionadores de aire si presenta riesgo de alergia. Si no tienes otra opción y estás en un lugar con aire acondicionado, asegúrate de poner la temperatura al mínimo para reducir las diferencias entre la temperatura exterior e interior. De esta forma, evitarás la agresión de las mucosas nasales.

Aire acondicionado y agentes infecciosos

Un sistema de aire acondicionado, especialmente si funciona con agua, requiere un mantenimiento regular. Ciertas bacterias, como la legionelosis, de hecho proliferan en el agua estancada. El aire acondicionado también está implicado en la propagación de virus como la gripe o la gastroenteritis. En el lugar de trabajo, los síntomas (otorrinolaringología, trastornos oculares o cutáneos, dolores de cabeza) derivados de un aire acondicionado defectuoso se denominan síndrome del edificio enfermo.

Climatización y choque térmico

Las fuertes variaciones de temperatura (superiores a 10 grados) pueden provocar un choque térmico. La mayoría de las veces se manifiesta por una pérdida de conciencia causada por la diferencia de temperatura. La consecuencia más grave es el paro cardíaco. Un choque térmico siempre requiere control médico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *